Indice

Arthur Rimbaud

Oliverio Girondo y Enrique Molina

 


 

Deslumbrante y desesperada como su poesía, la Existencia de Rimbaud nos provoca esa misma sensación de vértigo y de energía casi sobrehumana que es uno de los rasgos permanentes de su genio. En el plano de la aventura física como en el plano de la aventura espiritual todo en Rimbaud es rebeldía, inconformismo trascendente, insobornable voluntad de no traicionar uno solo de los impulsos de su ser profundo, de no ceder jamás —sea cual fuere el precio— a la presión de las ideas recibidas, morales, artísticas, religiosas, para abrirse su propio camino a espaldas de una sociedad a cuyas convenciones y a cuya estructura era particularmente incapaz de adaptarse.


He aquí una brevísima relación de esa vida cuyas vicisitudes se precipitan con la rapidez de un sueño.


El 20 de octubre de 1854 nace en Charleville, Francia, Jean-Nicolas-Arthur Rimbaud. El padre era militar y vivió casi siempre separado de su esposa. La madre, de inflexible carácter, pertenecía a una familia de pequeños propietarios del lugar.


La infancia de Rimbaud transcurre bajo el signo de una asombrosa precocidad. A los diez años ya sorprende a sus camaradas y profesores por la calidad de sus ejercicios retóricos. A los quince escribe impecables versos latinos. Más o menos de esa época son sus primeros versos franceses conocidos: "EI Año Nuevo de los huérfanos", publicados en la Revue pour tous, en 1870. Lee ávidamente cuanto le cae en las manos, en especial a los socialistas franceses, libros de magia, ocultismo, novelas del siglo XVII, etc. George Izambard, joven profesor del Liceo, de ideas revolucionarias, se convierte en su amigo y lo orienta en la literatura.


El 29 de agosto de 1870 Rimbaud se fuga de su hogar y llega en tren a Paris, donde es detenido por viajar sin boleto. Izambard paga la multa y lo háce regresar a Charleville. Diez días más tarde vuelve a fugarse. Llega a pie a Bélgica, con la esperanza de ingresar en la redacción de un periódico de Charleroi. Fracasado su intento regresa a Francia y asiste al bombardeo de Mezieres y Charleville por los ejércitos prusianos.


El 25 de febrero de 1871 emprende su tercera fuga. Va nuevamente a París. Allí vagabundea por las calles, y regresa a su casa a través de las líneas enemigas. En Charleville escribe un "Proyecto de una constitución comunista", que se ha perdido, y envía a su amigo Demey la famosa "Carta del vidente", en la que define su sentido de la poesía.


Por intermedio de Bretagne, un extraño personaje entusiasta del arte y el ocultismo, con el que se ha vinculado, se pone en contacto epistalar con Verlaine. Deslumbrado por su genio, éste le envía un telegrama: "Venid, querida gran alma; se os espera, se os desea." En setiembre de ese mismo año Rimbaud llega a París, llevando en su bolsillo el manuscrito del "Barco ebrio".


Comienza así la tormentosa relación de ambos poetas, que trae como consecuencia la separación de Verlaine de su mujer, un largo período de bohemia en el Barrio Latino y sucesivos viajes a Bélgica, Holanda y Londres, en los que estallan violentas disputas, hasta el grave episodio de Mons, cuando Verlaine, en un rapto de desesperación, descargó su revólver sobre su amigo, hiriéndolo en un brazo. Verlaine es detenido y condenado a dos años de prisión. Rimbaud regresa a Roche, a la granja donde ahora habita su familia; se instala en el granero y en pocos días termina "Una temporada en el infierno". Después de hacerla imprimir y enviar algunos ejemplares a sus antiguos amigos de París se desinteresa de tal modo por la literatura que deja el resto de la edición en la imprenta, de donde nunca la retirará. Una nueva etapa comienza en su vida: la soledad y la acción, a la que se lanzará con su acostumbrada vehemencia.


En 1874 se halla en Londres en compañía de German Nouveau. Al año siguiente, en Alemania, trabajando como preceptor en Stuttgart. Allí se le reúne Verlainc por última vez e intenta hacerlo participar de sus convicciones católicas. Rimbaud pone fin al encuentro con una agria discusión, que degenera en pugilato y que obliga a Verlaine a dejar la ciudad a los dos días de su arribo. Se suceden luego ansiosos viajes a través de Italia, Suiza y Austria, con cortos intervalos en Charleville, donde retoma aliento para lanzarse de nuevo a la aventura. En 1876 se alista en Holanda en el ejército colonial y es enviado a Java. A las pocas semanas deserta, y logra regresar a Francia en un velero inglés. En 1877 recorre Suecia y Dinamarca con un circo, y aparece como estibador en Marsella. Más tarde se dirige a Egipto, llega a Alejandría y pasa a Chipre como capataz de una cantera.


El 7 de agosto de 1880 Rimbaud desembarca en Aden, en la costa del mar Rojo, de donde sólo regresará a Europa para morir. Entra al servicio de la firma Viannay, Mazeran, Bardley & Cía., dedicada al comercio de pieles y café, y pasa luego a su sucursal en Harrar. Explora la Somalía y el país Galla y es el primer europeo que penetra a Bubassa y recorre el Ogandine. Envía una precisa relación de su viaje a la Sociedad de Geografía, que lo publica en sus anales.


Liquidada la firma, Rimbaud continuó al servicio de Bardley, que lo recuerda "habitualmente silencioso y triste". Vive maritalmente con una negra abisinia.


En 1887 forma una caravana para venderle un cargamento de fusiles a Menelik, rey de Choa. Su socio enferma y muere y él debe partir solo y asumir todas sus deudas. Después de internarse hasta Antotto, el negocio termina desastrosamente. Menelik fija un precio irrisorio para las armas y al cabo de tres mcses de penurias Rimbaud llega de nuevo a Harrar sin haber obtenido ninguna ganancia.


En febrero de 1891 se le declara un tumor maligno en la rodilla derecha. Liquida sus asuntos y se hace transportar en camilla a Zheila, y pasa luego a Aden para ser repatriado. En el hospital de Marsella le amputan la pierna. Pasa unos meses en Roche, con su familia. En agosto retorna a Marsella, acompañado por su hermana Isabel. Su estado empeora.


E1 10 de noviembre de 1891 muere en el hospital de Marsella, a los 37 años de edad.

 


|Top|